CBD y el Deporte

Es cierto que es bastante sencillo que se genere cierta dependencia de un opioide, y que además hay un riesgo alto de sobredosis. Además, para el consumidor es habitual que sea complicado comprender qué diferencia hay entre una dosis con función paliativa y otra que podría ser letal, y hacerlo antes de que pueda ser demasiado tarde para solicitar ayuda.

Por ello, y sobre todo en este tiempo de reformas, los jugadores del fútbol americano están empezando a unirse con el fin de reclamar que el cannabis sea incluido en la lista de sustancias permitidas en el deporte.

En esta circunstancia está el aspecto de mayor interés sobre esta nueva rebelión en la NFL. Existen varias instituciones deportivas que en la actualidad se encuentran valorando la influencia del cannabis en el rendimiento físico.

Por el momento sigue estando prohibido, y los deportistas continúan sometiéndose a todos los análisis para su detección.

Estos controles contemplan mucho más que el consumo del THC (el principal constituyente psicoactivo del cannabis).

La postura en la liga americana es la de que, en la práctica, incluso al usar alguna clase de aceite con CBD sobre la piel para el tratamiento de las meras distensiones musculares, un jugador podría exponerse a una sanción por consumo de estupefacientes.

En la NFL todo esto ha llegado a convertirse en un problema tanto para cualquiera de los jugadores como para los propietarios de todos los equipos. Pero hay esperanza.

En tres años se volverá a negociar el convenio colectivo, y hay previsión de que las prohibiciones sobre el cannabis se eliminarán de la liga a partir de esa fecha.

Esto podría, además, provocar una reacción en cadena en los reglamentos de muchas otras instituciones y organizaciones deportivas. Y seguramente lo veremos en todo tipo de ámbitos, partiendo desde los mismísimos Juegos Olímpicos y pasando por el fútbol o el atletismo de larga distancia hasta el ciclismo.

No hay duda de que esta situación está dando lugar a una nueva revolución. La marihuana medicinal, con altos contenidos en el compuesto CBD, está en vísperas de entrar de lleno en el ámbito deportivo, dejando de ser un medicamento exclusivo para pacientes y enfermos.

Queda un largo camino por recorrer, y su aceptación será progresiva, pero no tardaremos en ver cómo este complemento se usa de manera normalizada en el deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×