El Sistema Endocannabinoide de los Animales

 

Los animales vertebrados, como nuestras queridas mascotas, poseen un sistema endocannabinoide, formado – al igual que el de los humanos – por los receptores CB-1 y CB-2 y que produce endocannabinoides. Ante la presencia de cannabinoides en el organismo, estos receptores responden de una manera muy parecida a como lo hacen en el caso de los humanos, por lo que se cree que pueden obtenerse también los mismos beneficios. Mientras que el receptor CB-1 centra su actividad en el cerebro y el sistema nervioso central (SNC), el receptor CB-2 se encuentra en los órganos periféricos, como por ejemplo el sistema inmunológico. El dato interesante respecto al cannabis es que los fitocannabinoides que produce activan estos receptores, consiguiendo una serie de efectos beneficiosos para el organismo.

No obstante, y antes de empezar a tratar a un animal con cannabis, hay que tener muy presente que cannabinoides psicoactivos como el THC o tetrahidrocannabinol tienen un efecto más potente en nuestras mascotas que en nosotros mismos, que en algunos casos pueden comprometer seriamente su salud; el THC produce efectos psicoactivos, daña su hígado de forma permanente y puede incluso provocarles la muerte, algo que no sucede en los humanos. Es por ello que, en el caso del uso medicinal del cannabis en animales, se utilizan comestibles, extractos o aceites ricos en CBD y, no nos cansaremos de repetirlo, sin THC, es decir, provenientes del cáñamo industrial y no de lo que suele conocerse como marihuana o cannabis narcótico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×